Tan solo 6 ancianas judías quedan en Egipto

tansolo6ancianas

Todo tiempo pasado fue mejor no hay duda y esto muy bien lo pueden comprender los habitantes de Egipto quienes años atrás gozaban de un convivencia plena y placentera, había una mezcla de culturas que bien podían contarse más de 75.000 habitantes, algo imposible de creer hoy en día, donde la falta de tolerancia y respeto pululan por todas partes.

Parece increíble que sean solo 6 ancianas quienes quedan de las antiguas dos generaciones, siendo testigos fieles del producto de la unión entre musulmanes y cristianos, todos en pro del pueblo egipcio, donde la arquitectura, política y la parte comercial cobraron protagonismo y lograron tal contundencia en aquella época, estamos hablando de la década de los 40.



Tristemente ha sido necesario un éxodo, pues al haberse creado el estado Israel, empezó a existir presión por el gobierno, llegando al límite de culpar a aquellos inocentes de traición a la patria, por lo tanto no hubo otra solución. Algo que continuara posiblemente hasta que no existan más judíos egipcios en la región.

Magda Haroun, presidenta de la comunidad judía egipcia, es una de las 6 ancianas que todavía queda de aquella legión, ella comenta que se siente como el último dinosaurio. Las otras ancianas viven entre Alejandría y el Cairo, sus edades son ya muy avanzadas, oscilan entre los ochenta años, también había un hombre pero este murió a finales de los años 90. Era el último ejemplar masculino de esta descendencia.
Las sinagogas emblemáticas, han apagados sus velas, otras han sido abandonadas, en el centro del Cairo está un majestuoso edificio el cual se encuentra vacío y cerrado, los judíos egipcios encargados de leer las plegarias de Tora y encender las velas, ya no están, las ceremonias que allí se celebraban pasaron a ser parte de la historia.

La gran responsabilidad que recae sobre los hombros de Magda es muy grande, ya que ella desea salvar su historia, algo muy difícil cuando es inevitable la desaparición física de los judíos egipcios, lejos quedo la tierra de las oportunidades, donde rabanitas, sefardíes, asquenazíes.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *